Últimas curiosidades

Con esta película Aki Kaurismäki (director) quería romper con la visión europea de que todos los refugiados son víctimas patéticas o emigrantes arrogantes que invaden nuestros países para quitarnos el trabajo, la mujer, la casa y el coche.

• • •

Cuando el personaje de Omar Sharif está traduciendo, se dice que le hable en Griego, cuando en realidad está hablando en Latín.


En el mapa de la introducción se omiten los Dardanelos, la salida del Mar Negro al Mediterráneo y Bagdad es colocada muy al norte, aunque también puede obedecer al deseo de los califas de conquistar Europa y por eso omiten esa barrera.


En la película, Antonio Banderas entiende a la perfección lo que dicen los vikingos en pocos minutos y acaba hablando perfectamente su idioma, mientras que en el libro tarda meses y aún así chapurreando el idioma.

• • •

La secuencia de la canción "You are the one that I want" se rodó en una sola tarde en una auténtica feria de atracciones en Los Angeles. Cuando al cabo de unos días Randal Kleiser decidió incluir algunos planos más, sus ayudantes descubrieron contrariados que los feriantes ya se habían ido, por lo que tuvieron que construir decorados que imitaran las atracciones a toda prisa.


Las alusiones a Sal Mineo y Elvis Presley, dos de los símbolos de los años 50 en Estados Unidos, tuvieron que reducirse al mínimo como muestra de respeto debido a que ambos artistas fallecieron coincidiendo con el rodaje.


La película fue un éxito arrollador, siendo la tercera más taquillera de la década de 1970, tras "Tiburón" (1975) y "La guerra de las galaxias" (1977).

• • •

Ridley Scott, dolido por las críticas sobre las inexactitudes históricas de su película hizo unas declaraciones en las que afirmaba: "Es como esperar que Casablanca sea un estudio sobre el colonialismo francés en el norte de África. Mi película no es un documental cultural sobre el Imperio Romano, sino una epopeya trágica con personajes en permanente conflicto consigo mismos y en constante lucha contra la adversidad. Mi trabajo consiste en entretener, divertir y conmover al público. Si al mismo tiempo aprenden algo sobre historia, pues bien, me alegro por ellos. Pero desde luego no es esa mi intención…".


El actor elegido para interpretar a Máximo era Mel Gibson, pero éste lo rechazó porque se sentía demasiado mayor para el papel. Otros de los actores barajados eran Tom Cruise (demasiado caro), Antonio Banderas (demasiado “hispano”), Johnny Depp (demasiado raro) e incluso Bruce Willis (¿alguien se lo imagina metido en una coraza y blandiendo una espada?). Al final, los productores y el director pensaron que Russell Crowe, un actor emergente y taquillero, resultaría más convincente en el papel.


La película es un remake inconfeso de "La caída del Imperio Romano", dirigida por Anthony Mann en 1964 y rodada en los legendarios Estudios Bronston, en España. A pesar de contar con un elenco espectacular (Sophia Loren, Stephen Boyd, Alec Guinness, Christopher Plummer, James Mason, Omar Sharif, Mel Ferrer…), una hermosa banda sonora de Dimitri Tiomkin y el ritmo y la garra de la dirección de Mann, el film fue un completo fracaso en taquilla, llevando a la bancarrota al productor Samuel Bronston y poniendo fin a la era de las grandes superproducciones históricas de Hollywood.

• • •

Alex R. Hibbert, Ashton Sanders y Trevante Rhodes nunca se cruzaron durante el rodaje.


Trevante Rhodes, una estrella de atletismo de Louisiana que fue descubierto por un agente de casting en el campus universitario de Texas e inmediatamente contratado para rodar con Nicolas Cage, postuló primero para el papel del Kevin adulto del capítulo tercero. Pero el equipo de casting, incluidos Ramirez, Jenkins y Romanski, le detuvieron a mitad de la prueba al darse cuenta de inmediato de que el musculoso y masculino Rhodes era más adecuado para el papel de Black, el Chiron adulto. De pronto, el actor relativamente desconocido se hizo con uno de los papeles principales, que le exigía llevar el peso de los tres Chirons. "Como directora de casting puedo decir que pocas veces tengo tan claro qué papel es para un actor sólo con verle caminando, pero con Trevante así es como fue", comenta Ramírez. "Además de masculinidad, poseía la vulnerabilidad que necesitábamos para que el público empatice con este personaje".


Para el Chiron de 16 años, Ramírez estuvo viendo a adolescentes de todo el país, revisando cintas de casting y books de actores y navegando por Internet en busca de vídeos de estudiantes de instituto en la modalidad de artes escénicas. Al final, los cineastas se decantaron por Ashton Sanders, a quien Ramírez descubrió por primera vez durante uno de sus numerosos castings en Los Ángeles. Sanders había rodado una película independiente y participó con un pequeño papel en "Straight outta compton", pero sobre todo destacó por su quietud e impasibilidad, atributos cruciales para Chiron en el segundo capítulo de la película.

• • •